Sorpresa: no a todo el mundo le importa su Salud

  • 21 julio 2015

 

Es posible que el título del post de hoy te sorprenda. A mí me ha costado mucho tiempo darme cuenta, y eso que trabajo en mi consulta y veo muchas personas cada semana.

Cada semana suelo dar una pequeña conferencia gratuita para explicar lo que hacemos en nuestra consulta y suelo empezar siempre con: ¿Quién de vosotros quiere estar sano? Os podéis imaginar que el 100% de las veces la gente levanta la mano. Parece que lo tenemos claro.. todos valoramos nuestra salud… o eso parece…

A continuación suelo hacer la siguiente pregunta: ¿Qué es estar sano? y dejo que las personas me den su impresión… piénsalo durante unos segundos e intenta definir lo que es la SALUD para tí, ¿ok? Suelo dejar que compartan su propia definición de salud y la mayoría de las veces oigo algo de este estilo: “sentirse bien”, “no estar enfermo”, ” que no me duela nada”… ¿Has dicho algo parecido? Pues como la gran mayoría de personas.

No se de donde viene esta creencia, la verdad. Es posible que casi todos pensemos eso porque se nos educa para evitar síntomas, no sentir lo malo y evitarlo a toda costa. Es posible que sea porque el sistema de salud en el primer mundo está centrado en eliminar enfermedades, o tal vez porque no se enseña en los colegios… no lo se. Lo que sí se es que para la mayoría de las personas, la SALUD está relacionada con cómo nos sentimos.

¿MITO O VERDAD?

Aquí tenéis una de las definiciones más respetadas y que más se usa hoy en día: la de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La OMS la define como

Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades

Volved a leer la definición, y sobre todo os sugiero que os centréis en la segunda parte: “y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”

SORPRESA!!! para estar sano, ¡¡no vale solo con no estar enfermo!!

¿Te sorprende?¿lo sabías?

Cuando hago esta última pregunta en la consulta, la mayoría de las veces la gente me dice que no. Al fin y al cabo se han pasado la mayoría de su vida relacionando su salud con la presencia o ausencia de problemas.

– Si se sentían bien, estaban bien y sanos

– Si se sentían mal, estaban mal y enfermos

HA LLEGADO LA HORA

¿La hora de qué? de que empecemos a darnos cuenta de que la salud es mucho más que no estar enfermo. Que supone usar otras herramientas y sobre todo otra manera de pensar sobre el cuerpo, cómo funciona y lo que sentimos.

La mayoría de las herramientas que usamos hoy en día en temas de salud están destinadas a tratar enfermedades. La tecnología, los profesionales y los grandes avances hoy en día en medicina salvan vidas cada día, y nos ayudan a todos a luchar contra enfermedades. Es una labor vital y espero de corazón que sintáis gratitud por lo que puede hacer por nosotros. Habiendo estudiado 4 años de medicina y teniendo varios médicos en la familia soy muy consciente de la gran labor que hacen a diario. Tratar las enfermedades puede ser necesario en un momento dado, pero ¿sabéis que? Que eso no supone estar más sano.

Es posible que te cueste comprender este concepto porque llevas años relacionando tu SALUD con sentirte bien. Sentirse bien está genial y yo también quiero sentirme bien, pero soy muy consciente de que estar sano es mucho más que eso.

EL PROBLEMA

El mayor problema que tenemos hoy en día es que relacionamos directamente estar menos enfermos con estar más sanos. Buscamos quitar los síntomas y las enfermedades sin ser conscientes de que, aunque siendo vital, no nos ayuda a estar más sanos.

Buscar la salud supone dejar de pensar sólo en los síntomas y que aunque no tengamos síntomas, tal vez no estemos sanos. 

Para conseguir algo que nunca has tenido, tendrás que hacer cosas que antes nunca hiciste

Se que esta frase es muy fácil de entender y algo más difícil de aplicar.

Si realmente quieres estar sano y con las herramientas que has utilizado hasta ahora no lo has conseguido o no sabes si lo estas (sentirse bien no es suficiente), tienes dos opciones:

1. Cambiar de manera de pensar, tus herramientas y tu estilo de vida

2. Cambiar tu objetivo y asumir que realmente no quieres estar sano, sino que te vale con no estar enfermo.

Hay mucha gente así. Hablan de que la vida hay que disfrutarla, que la vida es corta como para andar sufriendo y viviendo bien, personas para las que cuidarse supone un sufrimiento y que prefieren hacer lo que les da la gana y luego tratar los síntomas que aparecen en su cuerpo como consecuencia de su estilo de vida. ¿Sabéis que? que les entiendo perfectamente y que aprecio y valoro muchísimo la honestidad con la que viven su vida. No se engañan para nada. Su salud realmente no les importa nada. Lo que quieren es disfrutar.

Yo no puedo controlar en qué punto estáis, pero sí os digo que cuidarse e ir a por la primera opción ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. A mí ya no me vale con no estar enferma. Quiero poder disfrutar de la vida al máximo y eso supone tener mi cuerpo, mi mente y mi alma rindiendo al máximo. Me han supuesto años de aprendizaje, de entender mi cuerpo, de pasar de tratar los síntomas a entender de dónde vienen y tratar la causa. No ha sido fácil, pero pocas cosas que realmente merecen la pena lo son.

He empezado el post de hoy compartiendo que no a todo el mundo le importa su salud. La gran mayor parte de la sociedad sigue conformándose con no estar enfermo, con tratar las enfermedades cuando les vienen y convencidos de que al no tener síntomas su cuerpo está funcionando al máximo.

Esto no es así y creo que mi deber es compartir con todos vosotros que la Salud es algo más, y sobre todo, que cuidarse no tiene por qué estar lleno de sufrimiento y de dejar de hacer todo lo que nos divierte. Para nada. Soy muchísimo más feliz desde que me cuido lo que me cuido. ¿Sacrificios? pues sí, aunque lo definiría más como elecciones.

La elección que vosotros hagáis es solo vuestra. Creo realmente que la Salud es responsabilidad de cada uno así que no os voy a decir lo que tenéis que hacer. Yo ya he hecho mi parte, que supone compartir todos estos conocimientos, recordaros que podéis elegir estar sanos no solo menos enfermos y que desde luego, aunque dependa de vosotros, estoy aquí para las dudas que os vayan surgiendo.

En un par de post anteriores compartí con vosotros lo que para mí son los pilares fundamentales para estar sano y no solo menos enfermos. Aquí os dejo otra vez la primera y la segunda parte.

Es mi mayor deseo que este post plante una semillita en vuestra cabeza y que poco a poco no os conforméis con menos de lo que os merecéis 🙂 Si ya has dado el paso y realmente quieres estar más sano, aquí va la mejor sugerencia que puedo daros: busca a un quiropráctico. No todos desgraciadamente, pero la mayoría de nosotros entendemos que no solo basta con sentirse bien sino funcionar bien, y para eso, nada más importante que optimizar el sistema nervioso… esto va mucho mas allá de tu espalda. Si queréis entenderlo mejor, os recomiendo un pequeño video en mi página web. Son 7 minutos de nada y realmente merece la pena.

¡¡A vuestra salud!!

 

Leedlo, compartidlo, pero sobre todo… disfrutadlo 🙂

 

 

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed