Es solo un hasta luego….

  • 20 diciembre 2018
Ana Echeveste

Llevo tiempo dándole vueltas a algo, y por fin ha llegado el momento de tomar la decisión…

De momento dejo el blog 🙂 Me encanta escribir, contar lo que voy descubriendo y aprendiendo, lo que para mí supuso un cambio de vida y de rumbo, que no es más que vivir de dentro hacia afuera (y no al revés) y que sin duda fue la motivación de este blog…

En uno de los primeros blogs en los que os recomendaba una lista de libros (ha habido varias listas), os recomendaba uno sin título… mi libro. Un libro sin título porque todavía no está escrito. Es un libro que sé que tengo que escribir: por mí, porque tengo muchísimas ganas de darle forma y porque se lo prometí a mi padre y quiero ser fiel a esa promesa.

Para eso necesito tiempo. Tiempo para simplemente estar y que me salga de la mejor manera posible lo que ya tengo dentro 🙂 Y para eso, tengo que buscar el espacio.

A medida que he ido buscando esos espacios, se me han ido aclarando ciertas ideas. Cómo quiero que empiece el libro, cómo va a transcurrir la historia… la verdad es que palabra a palabra va cogiendo forma (aunque solo en mi cabeza), y no tengo ni idea de lo que voy a tardar en ponerlo todo por escrito… pero os prometo que os lo iré contando, y seréis los primeros en enteraros cuando haya terminado 🙂

Aprovecho para daros las gracias a todos por los comentarios que me habéis mandado durante estos cuatro años . Bueno, casi ya 4 años. Os considero compañeros de camino. Algunos lleváis leyendo los artículos desde el principio, otros descubristeis el blog un poco más tarde… da igual 🙂 ¡Compañeros igualmente!

Como decía antes, no es una despedida. Es un pequeño impas, un “hasta luego”. Volveré, pronto, y cargada de noticias 🙂

Un abrazo, y como siempre, de corazón a corazón. Si solo nos llevamos esto del blog, aprender a abrazarnos de verdad de corazón a corazón, todo el esfuerzo habrá merecido la pena. 

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed