¿No tienes abuelo? no busques en Amazon…

  • 4 octubre 2018

Os voy a contar una historia que escuché en la radio el otro día… una de esas historias que te dejan con un muy buen sabor de boca…

Una de niña de 4 años que se queda sin abuelos, y los echa tanto de menos, que un día, al volver a casa, le pide a su madre que le compre uno por Internet 🙂 las nuevas generaciones, ¡me encanta!

La madre, que como todas, lo sabe casi todo, es consciente de que Amazon lo tiene casi todo, pero abuelos no, al menos no en stock, así que decide hacer otra cosa…. escribe un cartel de “Se Busca Abuelo” y empapelan, entre las dos, las calles de su pueblo, barrio o lo que sea.

La gente se sorprende de la locura que puede parecer lo que están haciendo, pero ella contesta que es algo parecido a buscar niñera… ¿no es verdad que siempre que contratas a alguien, en un principio, te arriesgas? Al fin y al cabo estás confiando tu mayor tesoro a alguien que no conoces….

El caso es que la historia acaba más que bien 🙂 como nos gusta 🙂

Contesta un señor; y no un señor cualquiera 🙂 Es un señor que no tiene nietos, y que resulta ser….¡el abuelo perfecto!

Esa persona que siempre tiene un caramelo en el bolsillo incluso antes de comer las verduras, esa persona que te da la mano pero que te deja ir a correr si quieres, esa persona que te guarda las secretos y no se chiva nunca, el que te compra las chuches y los cromos, que te abraza y te hace reír porque tiene la calidez que nadie más puede tener… el abuelo… y por supuesto, la abuela 🙂

En este caso era el abuelo, pero da igual…

La cuestión es que cuántos nietos sin abuelos y cuántos abuelos sin nietos, y en esta historia se encontraron 🙂

Pues me quedo feliz, porque al menos aquí se encontraron, y dos personas no cambian el mundo, pero para estas dos personas, el mundo cambio, y eso ¡¡hay que celebrarlo!!

Así que hoy va por ese abuelo y esa nieta 🙂 Por todas esas horas de parque, por todos los paseos, por las meriendas de chocolate con churros y todo lo que harán a partir de ahora juntos 🙂

Y por la madre, sin duda, que confió, que sintió que era lo correcto, y que tuvo el valor de salir a la calle y de colgar unos carteles de “Se busca Abuelo”… eso sí que es amor de madre 🙂

Por hoy os dejo, con un poquito más de calorcito en el corazón

Un abrazo de corazón a corazón (hoy más calentito)

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed