Pon una grúa en tu vida :)

  • 28 junio 2018

La vida es sin duda interesante 🙂 Nos vamos encontrando de todo y pasamos por fases de lo más variadas 🙂 A veces me sorprendo a mí misma de todo lo que me puede pasar en un solo día y no digo “sorprender” en plan mal, sino todo lo contrario. A veces un poco intenso, o mucho, sin duda, pero ¡¡me encanta!!

Estoy teniendo un mes de lo más completito. No por propia elección sino una de esas épocas en las que se juntan muchas cosas porque sí… visitas, mudanza y mil cosas por organizar. Sin duda fácil sentirse saturada en situaciones como éstas, pero ¿sabéis qué? que son, una vez más, grandes oportunidades de aprender… no crearía estos momentos adrede, pero ya que están, aprovechémoslos 🙂

  • Lo primero, me he dado cuenta una vez más de la gran suerte que tengo con toda la gente que tengo alrededor que me quiere y que está dispuesta a echar un cable… hasta con una mudanza jajajaja
  • También me he dado cuenta de lo fácil que es caer en el negativismo y la desesperanza, en el dejarnos llevar por lo que nos dice la cabeza… si no estamos atentos, ¡puede con nosotros fácilmente!
  • He recordado el valor de una buena grúa 🙂 sí, sí… ¡una grúa! Mi nuevo lema 🙂 Pon una buena grúa en tu vida 🙂 y para poder encontrarla, habrá que descubrir primero lo que es 🙂

Características de una buena grúa

  1. Puede contigo: sí o sí, tiene que tener más fuerza que tú para poder, en un momento dado, elevarte.
  2. Tiene que ser más alta que tú, y no estoy hablando de altura física, sino de nivel de energía, o de cualquier tipo de nivel… si quieres mejorar en algo, tendrás que aprender de alguien que sepa más que tú 🙂
  3. Una grúa a veces solo tiene que poder cogerte desde arriba y sostenerte 🙂 ¿conoces esa sensación de que algo te sostiene? eso mismo, nada más… saber que todo está bien suficiente rato para que puedas seguir hacia adelante… nada más.
  4. Las grúas, sin duda, ayudan a construir. Son una herramienta vital. El diseño es nuestro, la materia prima también, pero gracias a las grúas el ¡trabajo es mucho más fácil! ¡benditas grúas!

Este mes, durante un par de semanas, olvidé apoyarme en mis grúas. Soy muy afortunada y tengo unas cuantas. Algunas en forma de libros, otras en forma de mi coach, y algunas más cercanas incluso. No creo que sean muy fáciles de encontrar. Gente que te dice lo que tienes que hacer, mucha. Gente que te eleva, tal vez menos. Merece la pena hacer el esfuerzo de encontrar una buena grúa. Te hace la vida mucho más fácil, o al revés… no tenerlas nos complica la existencia…

Espero de corazón que encontréis vuestras grúas, muchas si puede ser, y que algunos de estos artículos os sirvan como tales de vez en cuando.

Un abrazo de corazón a corazón.

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed