No te creas todo lo que piensas :)

  • 25 enero 2018

Vaya título ¿eh?

No te creas todo lo que piensas

Recientemente leí esa frase y es, como casi siempre, una de esas frases que todos sabemos pero que nos viene bien recordar de vez en cuando.

Nuestra mente y nuestros pensamientos tienen muchísimas limitaciones, y por tanto, prejuicios, bloqueos, ideas preconcebidas, ideas limitantes y un larguísimo etc… en el día a día nos llevan a estrés porque nos hacen ver la vida desde nuestra perspectiva y eso no siempre se ajusta a la realidad. Para nada. Solo nos hace sufrir un poco más, y eso, dicho sea de paso, ni nos gusta ni nos conviene.

A nivel práctico… ¿en qué situaciones nos ocurre? Ahí van unos cuantos ejemplos:

  • Cuando analizamos las situaciones sólo desde nuestro punto de vista sin ponernos en el lugar de otras personas.
  • Cuando nos tomamos las cosas como algo personal.
  • Cuando tomamos decisiones dando por hecho opiniones de los demás.
  • Cuando, por miedo a lo que pueda pasar, actuamos o dejamos de actuar.
  • Cuando vivimos más en el “y si…” en vez de en lo que ahora podemos hacer.
  • Cuando no somos conscientes de lo que realmente nos mueve y nos motiva a actuar.
  • Cuando nos atascamos en los problemas en vez de en las soluciones.

Somos complejos, y nuestra mente más. No tengo la clave para deciros cómo simplificar vuestra vida, pero sí que puedo compartir con vosotros, que desde la conciencia y la honestidad con uno mismo, se descubren muchas cosas… Vamos poco a poco descubriendo patrones, muchas veces muy antiguos, de cómo actuamos, los vamos aceptando, y desde esa aceptación (sin la necesidad de cambiarnos), seguimos creciendo.

Suena bien, ¿no?

Para mí no hay otro camino. Reconozco que es el mío y sé que es también el que muchos de vosotros estáis recorriendo. También acepto que no es el único. Esto me funciona a mí y os invito a probarlo. La paz que me genera no tiene precio 🙂

Un abrazo de corazón a corazón.

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed