Empezamos el año hablando en plata…

  • 4 enero 2018

No soy gran fan de “La guerra de las Galaxias”, pero sí soy gran fan de mis sobrinas, así que el otro día fui al cine con ellas a ver el episodio VIII. No os sabría decir si es bueno o malo… pero me lo pasé genial solo viéndoles disfrutar.

Eso sí.. aproveché y disfruté yo también… y ya de paso, escuché las perlas de la sabiduría Jedi 🙂 Un mezcla de filosofía oriental, mindfulness y un largo etc… y del episodio del otro día, sin duda, me quedo con una gran frase:

“una batalla no se gana destruyendo lo que odiamos sino protegiendo lo que amamos”

Me encanta… de verdad. Me encanta. Aplicado a absolutamente todo, pero sobre todo, a la salud, que es a lo que me dedico. Es la base de la filosofía quiropráctica. Un pequeño cambio, un pequeño “click”, que desde luego, en mi vida, lo cambio todo.

En realidad es algo muy sencillo… a ver si al explicarlo no lo complico…

  • si tienes frío, no luchas con él… generas calor
  • si está oscuro… no intentas que se vaya… simplemente enciendes la luz

En ciencia se habla de la entidad y de la no entidad… uno existe (la entidad) y el otro no (la no entidad)… uno se puede generar y el otro en realidad es la ausencia de… por ejemplo, el frío no existe (no entidad)…. es la ausencia de calor (la verdadera entidad).

¿Qué tiene que ver esto con Star wars? Para mí la frase está diciendo exactamente esto… que no tiene sentido luchar por quitar el frío, sino centrar nuestras fuerzas en generar el calor 🙂

Ahora, aplicado a la Salud que es lo que realmente nos importa aquí… ¿cuál es la entidad?

¿Cuál existe de verdad? ¡¡La Salud!! La enfermedad es realmente la ausencia de Salud… la no entidad… y¡¡¡ estamos poniendo toda la fuerza ahí!!!

Star Wars nos dice que las batallas no se ganan destruyendo lo que odiamos, sino protegiendo lo que amamos… es decir… ¿no deberíamos centrarnos en proteger la salud, y menos en destruir la enfermedad?

Sé que la frase viene de Star Wars y puede parecer que estoy quitando importancia al tema, pero para nada. Esta es mi motivación principal, mi gran pasión, si os soy sincera. Un cambio de paradigma en el que nos damos cuenta que el sistema actual, la medicina tradicional, muy util y práctico en muchísimas cosas, es incompleto, porque sí, salva vidas a diario, pero no vale para mejorar la salud de las personas. Quitar la enfermedad no es necesariamente aumentar la salud y eso poco a poco es algo que debemos aprender.

La culpa no es de los médicos. No sé de quién es la culpa, ni si es cuestión de culpas; pero sí creo que es responsabilidad nuestra. Buscamos el camino fácil, lo queremos todo para ayer. También sé que cada uno de nosotros hacemos lo que podemos…

En resumen: solo espero haceros pensar un poquito… que no es cuestión de luchar, ni de más dinero, que no es cuestión de más firmas para más asociaciones, ni de más investigaciones, o eso creo yo… porque seguimos estudiando la enfermedad. El día que alguien se ponga a estudiar los factores que influyen en la salud, es decir, en porqué la gente no acaba enfermando o porqué se recupera tan bien… ahí veréis mis firmas, mi dinero y toda mi intención.

Un abrazo de corazón a corazón

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed