Las 18 normas de vida del Dalai Lama

  • 11 octubre 2017

No es la primera vez que hablo de este hombre. No es que sea budista, ni mucho menos, y sé bastante poco del tema, pero es que tampoco creo que se trate de una filosofía concreta. Me parece coherente, sincero, sencillo, y claro. Yo al menos tiendo a complicarme la vida a veces, y volver a estas cosas de vez en cuando me recuerda lo que llevo dentro “sin piedad”… vamos, que aunque a veces no me guste, no tengo duda de que es lo que me conviene 🙂

Ahí van 🙂

  • Ten en cuenta que los grandes amores y los grandes logros  conllevan grandes riesgos.

  • Cuando pierdas, no pierdas la lección.

  • Sigue las tres “R”: Respeto por uno mismo. Respeto por los demás. Responsabilidad por todas tus acciones.

  • Recuerda que no conseguir lo que quieres es a veces un maravilloso golpe de suerte.

  • Aprende las reglas, así sabrás cómo romperlas apropiadamente.

  • No permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.

  • Cuando te des cuenta de que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.

  • Pasa algún tiempo solo, todos los días.

  • Abre tus brazos al cambio, pero no abandones tus valores.

  • Recuerda que el silencio es a veces la mejor respuesta.

  • Vive una vida buena y honorable. Después, cuando seas mayor y mires atrás, serás capaz de disfrutarla por segunda vez.

  • Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida.

  • Ante desacuerdos con tus seres queridos, preocúpate únicamente por la situación actual. No traigas de vuelta el pasado.

  • Comparte tu conocimiento. Es una forma de alcanzar la inmortalidad.

  • Se amable con la tierra.

  • Una vez al año, visita algún lugar donde nunca hayas estado antes.

  • Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro.

  • Juzga tu éxito por lo tuviste que renunciar para obtenerlo.

No podemos negar que son “normas” sencillas. Ponerlas en práctica, acordarnos cada día y no dejar que nuestro ego, miedos etc… nos alejen de todo esto, es lo complicado 🙂

Seguimos, entre todos, hacia adelante.

Un abrazo de corazón a corazón

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed