Hoy hablamos de mitos

  • 26 octubre 2017

A veces busco definiciones de palabras en el diccionario porque siempre he sido más de “ciencias” que de “letras”, y tengo que reconocer que me llevo grandes sorpresas 🙂 y la mayoría de veces para bien… y digo para bien porque las cosas que descubro me dan esperanza sobre lo que somos y en lo que podemos llegar a convertirnos. 

Hoy quiero hablar sobre mitos. Ahí van dos definiciones (wikipedia y la RAE):

  • Forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, la cual los considera historias verdaderas.
  • Persona o cosa a la que se atribuyen cualidades o excelencias que no tiene.

Los mitos me parecen relevantes porque son ideas que, como bien describen sus propias definiciones, son historias que han llegado a formar parte de nuestra cultura, de nuestra sociedad, que sin ser necesariamente ciertas, las consideramos verdaderas. 

Mitos hay en todas las profesiones. Conceptos, personas, protocolos y un largo etc…

Yo obviamente me encuentro con mitos dentro del campo de la salud diariamente, y no tanto en otras profesiones, pero puedo imaginarme que existen.

Creo que los mitos existen porque todas las profesiones están, como debe ser, vinculadas a personas, y como personas, tenemos opiniones, y a veces, es muy difícil separar lo que es una opinión personal de lo que es la verdad. Cuesta reconocer que nos hemos equivocado, que la evidencia marca un camino diferente del que llevamos tomando durante años. Duele y asusta sentir que nuestros cimientos no son tan sólidos como creíamos. Pero sólo aceptando que tal vez no todo está tan claro, que no lo sabemos todo, y que nos falta mucho por aprender, seremos capaces de abrir un espacio suficientemente grande para hacer preguntas y conseguir respuestas.

Seguro que alguien en su día dijo: ¡el mundo es plano y punto! Ahora parece básico que no, pero en su día no lo fue tanto.

En temas de salud hay también muchos conceptos que ya forman parte de nuestra cultura, y que sé que costará ir cambiando... pero os reto a todos a que hagáis vuestra propia investigación 🙂 ¡Y no solo en wikipedia! 🙂 Frases como que “la fiebre y la inflamación son malas” están a la orden del día, y no digo que sean agradables, pero también aprovecho y os digo que tienen su propósito. 

El objetivo de este artículo no era desvelar mitos sobre salud (aunque si os interesa hacédmelo saber que escribiré uno encantada). Creo que se trata de aprender a pensar, de no creerse todo lo que aparezca en Facebook, y sobre todo, entender que muchas veces hemos aceptado cosas que no son ciertas, pero llevamos tanto tiempo creyéndolas que ni lo ponemos en duda.

Un abrazo de corazón a corazón, y espero haceros pensar, aunque sea un poquito.

Feliz semana 🙂

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed