¿Miedo al fracaso?

  • 6 abril 2017

A todos nos da un poco de miedo el fracaso, y en parte lo veo normal… el problema viene cuando nos impide hacer lo que queremos por miedo al resultado. ¿Y si fuéramos capaces de ver el fracaso como parte del proceso sin más? Los grandes gurus del éxito comparten con nosotros sus grandes fracasos como parte de su camino hacia el éxito, cómo gracias a ello fueron capaces de aprender lo que necesitaban aprender para llegar donde están ahora… da igual dónde queramos llegar, que si queremos avanzar, creo que necesitamos estar dispuestos a sacrificar algo, porque creo que hoy en día, todavía, no regalan nada 🙂

A mí, desde luego, eso me motiva, y espero que a vosotros también, porque no estoy hablando sólo del éxito profesional, sino de grandes deseos personales y de cosas que nos importan de verdad…

Dejad que comparta algo con vosotros. Hace exactamente un año empezaron las crisis regulares. Muchos meses convencida de lo que estaba haciendo me llevaron a seguir por un camino a pesar de la falta de resultados. No siempre conseguimos lo que queremos, pero también sé que sin intentarlo nunca se consigue, así que como bien sabéis, decidí seguir mi corazón hasta que me empezaron a entrar las dudas. Después de unos meses y también siguiendo mi corazón, he decidido volver a la medicación. No son decisiones fáciles, eso está claro, y durante un tiempo he sentido la sensación de fracaso, decepción y rabia. Poco a poco he conseguido darle la vuelta y como se suele decir, cuando una puerta se cierra, otra se abre, así que he conseguido ver esa puerta abierta: voy a poder recuperar cosas que durante un año he tenido que sacrificar, he aprendido cosas que sin esta experiencia tal vez hubiera tardado años en aprender o tal vez nunca, quién sabe, y ¿sabéis qué es lo mejor? que he experimentado un apoyo y amor incondicional que me ha dejado, a falta de una palabra mejor, flipada (todavía lo estoy).

Muchísimas personas no han compartido y tal vez ni comprendido mi decisión y aún y todo han estado todo el camino conmigo apoyándome en todo lo que he necesitado, sin juzgar. Simplemente respetándome, queriéndome y estando presentes. Otras muchas sé que habrían querido que hubiera probado otras cosas más, o que hubiera aguantado más tiempo, pero han entendido y respetado mi decisión. Otras tantas piensan que estoy loca y están en completo desacuerdo con todo lo que he hecho, y les habría encantado decirme un par de cosas… no sé si por miedo o por qué, pero se lo han callado todo… sea por lo que sea… gracias.

Todo lo que he hecho ha sido basado en mis creencias, en lo que realmente quiero para mí, y aunque no lo parezca, teniendo en cuenta todo aquello que realmente me importa: mi familia, mis amigos, mi trabajo, mi equipo y todo aquello que deseo para la gente que me rodea. Lo he tenido en cuenta, y sé que a veces parece que no, porque a veces iba en contra de lo que yo quería y algunas decisiones suponían ir en contra de personas a las que quiero (otro gran aprendizaje, por cierto).

Buen momento para daros las gracias a todos otra vez.  A todas esas personas que habéis estado ahí (presentes físicamente o no) y que habéis creado un espacio super bonito y super importante para que yo pudiera escuchar lo que necesitaba escuchar desde dentro para poder seguir tomando los pasos que quería dar… Por supuesto esto no acaba aquí… pero sí que acaba una fase y empieza otra 🙂 A saber lo que traerá la siguiente 🙂 Lo que sí sé es que no empieza la siguiente fase llena de decepción, ni de pena, ni con sensación de fracaso porque realmente creo que aunque no he conseguido lo que quería, siento que he luchado mucho por intentarlo y más no puedo pedirme a mí misma, y en esta siguiente fase también gano muchas cosas, y de momento elijo centrarme en esa puerta que se me abre… además, como me dijo el neurólogo el otro día, dentro de un tiempo podemos volver a probar… No será por insistir: la clave del éxito para Woody Allen 🙂

Una vez más, gracias a todos 🙂 Seguimos en contacto, abriendo más y más puertas 🙂

Ana

 

About This Author

<p>Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.</p>

Comments are closed