Lecciones de un vaso medio lleno :)

  • 20 abril 2017

Hay un video pululando en Facebook sobre la felicidad que me encantó… un hombre que parece que sabe de lo que habla después de perder a un hijo repentinamente y de descubrir un par de cosas que cambiaron su vida… son cosas que como siempre no son grandes descubrimientos… son cosas que probablemente ya hayamos escuchado, pero que tal vez por su simplicidad, nos parece mentira que puedan ser reales… yo sigo compartiendo porque espero de verdad que de mucho repetir se nos vayan quedando dentro… muy dentro... y que no salgan nunca… y que seamos capaces de apreciar lo que tenemos, que disfrutemos con lo que hay, que luchemos cada día porque sea un poquito mejor, que no nos conformemos con tapar lo que no nos gusta, con ahogar las penas, y que busquemos la paz de verdad… por eso me ha encantado este  video … lo busqué, pero no lo encontré en castellano, así que lo he transcrito y traducido (estaba en inglés) Ahí va… y debajo comparto con vosotros las cosas que más me han gustado… ¿vale?

 

La felicidad está en mirar el vaso y ver la verdad del vaso. Ver la parte llena y sentir gratitud y ver la parte vacía y preguntarnos: ¿puedo hacer algo? Y si la respuesta es no: ¿puedo aceptarlo?

La verdad es que la felicidad no está en lo que la vida te da (cuánta agua hay en el vaso) sino en lo que tú creas que la vida te da. La felicidad es igual o superior a la diferencia entre cómo ves los eventos de tu vida y tus expectativas sobre cómo debería ser la vida. Si la vida cumple las expectativas, eres feliz. Mezclamos dos estados: uno es la felicidad y el otro es la diversión. La felicidad es esa sensación de paz, de aceptación, de: “me gusta el mundo como es”.

La diversión en el mundo moderno es lo que usamos como reemplazo de la felicidad. Cuando no soy capaz de llegar a esa felicidad, lo que hago es salir el finde, me voy de fiesta, y mi cerebro deja de pensar. Mientras deje de pensar, creo que soy feliz. No porque estoy en ese estado de paz asociado a la felicidad sino porque he suspendido mis pensamientos tristes.

Perdí a mi hijo de repente. De estar de vacaciones juntos, felices, a perderle, pasaron sólo 4 horas; y la pregunta que me venía en ese momento era: ¿qué puedo hacer para traerle de vuelta? Y nada que pudiera hacer, incluido el retraerme y meterme en una habitación y llorar el resto de mi vida le habría traído de vuelta y para mí, la idea se convirtió en: puedo elegir sufrir o puedo elegir aceptar como pueda la vida, con la dureza con la que viene, resetear, que este momento se convierta en el momento cero, e intentar hacerlo un poquito mejor que lo que es hoy, hacerlo un poquito mejor mañana.

¿No sería genial poder llegar a 10 Millones de personas, darles este mensaje, que por cierto parece que funciona? Todo el que lo escucha dice: “Sí, tiene sentido” ¿Te imaginas un mundo donde 10 Millones de personas son más felices? No traería a Ali (mi hijo) de vuelta, pero sería un día un poquito mejor que el día en el que se fue.

Aquí van las cosas que más me han gustado

  • lo primero, la parte en la que nos paramos a dar las gracias por la parte del vaso que está llena, en vez de darlo por hecho…
  • lo siguiente, ver si tal vez se puede llenar un poco más (porque a veces depende de nosotros, ¿no?) y si no, ser capaz de aceptarlo. Es como el amor incondicional ¿no?, el querer a la gente como es, sin más… sin necesidad de que cambie… qué difícil es a veces pero qué bonito es….
  • me encanta la parte en la que habla sobre las expectativas, porque realmente creo que son peligrosas… los deberías, etc…  nos alejan de la aceptación de las personas, de las situaciones y muchas veces nos impiden incluso intentar hacer cosas por miedo al fracaso… además, a veces se nos olvida que nuestras expectativas no tienen por qué coincidir con las expectativas de los demás, y simplemente eso suele ser fuente de bastante drama…
  • la idea de cómo mezclamos el concepto de felicidad y diversión también me encanta. Creo que algo ya me sonaba, pero este año lo he descubierto a otro nivel, porque he sentido felicidad después de una crisis, a pesar del dolor físico, estar llorando y un poco desconcertada… no sé muy bien cómo describirlo o explicarlo, pero son dos cosas distintas… una paz asociada a una elección de vida, una coherencia con mis valores, una seguridad asociada con algo a lo que todavía no le puedo poner nombre…. y lo otro, pues sí, una tristeza momentánea por una consecuencia desagradable que acepto que podía pasar con la elección de vida que hice… no sé si tienen sentido para los demás, pero así lo viví yo… creo que la clave es la información… que por lo menos seamos conscientes de que muchos de nosotros elegimos la diversión, tapar sentimientos desagradables, no sentir, no sufrir… pero que eso no es la felicidad… digo que la clave es la información porque la decisión debería ser de cada uno y si lo que quieres es eso, mientras seas consciente de que eso es lo que estás eligiendo, y aceptas las consecuencias  de lo que pueda traer, adelante… a beber todo lo que quieras 😉
  • otra cosa que me ha gustado es la visión tan real que tiene de la vida en la que acepta que la vida viene con sus dramas (no me imagino nada peor que perder un hijo de repente), y sobre todo cómo se centra en la idea de mejorar un poquito cada día… a ver, creo que es algo en lo que pensamos todos y que todos “sabemos” pero que en la práctica lo queremos para YA… y no sé yo si estamos dispuestos a poner la energía realmente en ese pasito pequeñito que hay que dar… ¿realmente nos vale eso? pues a ver si poco a poco nos empieza a valer y en vez de pensar en todo lo que falta y desmoralizarnos, conseguimos pensar en ese pasito pequeñito…

Por hoy os dejo… Un abrazo enorme. Que disfrutéis de vuestro vaso medio lleno, que consigáis llenar la parte que falta o en su defecto que la aceptéis, y que consigáis que cada día, aunque solo sea un poquito, sea un poquito mejor 🙂

Ana

About This Author

Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.

Comments are closed