¿Vives de fuera hacia adentro o de dentro hacia afuera?

  • 18 marzo 2015

No creo haber descubierto nada nuevo, y no pretendo descubrirlo en el futuro… Lo único que he hecho  ha sido vivir, sentir, aprender y ahora, compartir.

Todos tenemos una filosofía de vida. Incluso aquel que no es consciente o que rechaza la idea de tener una filosofía, no hace más que seguir una filosofía de no creer 😉

A lo largo de mi vida me he vuelto más y más consciente de la filosofía de vida que tengo yo, lo que creo, lo que pienso y de como vivo. Tomé la decisión de que la vida no me viviera, si no de vivirla yo. Decidí que quería dejar de reaccionar a todo y empezar a crear lo que me pasaba. Eso, indudablemente me llevo a empezar a vivir desde dentro…

¿Y a qué me refiero con vivir de fuera hacia adentro o de dentro hacia afuera?

Viviendo de fuera hacia adentro, lo que nos importa es todo aquello que está fuera de nosotros: las situaciones, lo que hacemos, las personas, que nos quieran, lo que conseguimos o dejamos de conseguir, nuestro trabajo, nuestros logros…

Dependemos de todas esas cosas para estar bien. Si lo de fuera está bien, yo estoy bien… si lo de fuera está mal… estaré mal…

Todos tenemos unas necesidades emocionales básicas… entre las que se incluye la seguridad. Buscamos la seguridad haya donde podamos, y todo lo externo nos ofrece la posibilidad de generar esa estabilidad que vamos buscando: controlamos nuestro horario, nuestro trabajo, nuestras finanzas, nuestras relaciones, etc…

 

SELF13

 

Pero… realmente controlamos todas esas cosas y nos están controlando a nosotros?

Todas esas cosas, en sí, no son ni buenas ni malas… son lo que son, y todo depende del valor que les damos. La capacidad de controlar todo lo externo está bastante limitada por la vida que llevamos. Piénsalo bien… hasta qué punto controlas tus relaciones, el tiempo o tu trabajo?? probablemente no demasiado… pero aún y todo, lo seguimos usando para conseguir sentirnos bien…A corto plazo, es posible que nos funcione, pero a la larga,  depender de todo aquello que no podemos controlar, no hace más que generar más inseguridad.. y como no nos gusta sentir inseguridad… buscamos más estabilidad en más cosas de fuera… y así, sigue y sigue…

Entramos en un círculo vicioso del que no resulta fácil salir… acabamos dependiendo de las cosas para sentirnos bien… y no solo hablo de las cosas materiales… de las situaciones, de las personas, de nuestras relaciones, de nuestro estatus, y un largo etc… Nos acabamos convirtiendo e identificando con todo aquello que tanto valoramos y dejamos de ver lo que realmente somos…

Otra opción: vivir de dentro hacia afuera

Os sugiero no centrarnos tanto en las cosas de fuera, sino más en lo que tenemos dentro… no tanto en lo que compramos sino en el por qué lo compramos, no tanto en la pareja que tenemos si no en cómo nos sentimos, lo que aprendemos  y en quién nos convertimos, no tanto en el dolor que sentimos sino en el por qué sentimos ese dolor…

Se trata de buscar la seguridad dentro de nosotros… y no esperar a que nada de fuera nos la de 🙂

Está claro que esta manera de vivir no es para todo el mundo. No es fácil ni te tiene que gustar… Para mí, es la manera de conectar con quién soy realmente, lo que me permite vivir, sea lo que sea que tenga que vivir, al máximo, contribuir con mi granito de arena  y dando la mejor versión de mí misma.

SELF73

 

Un gran impedimento 

 

Yo he ido cambiando poquito a poco y en el camino, he descubierto que hay algo que me ha limitado y a veces me sigue limitado: la racionalización… lo razonaba todo… vaya herramienta la mente!! He descubierto, que más que una herramienta útil, la mente puede  convertirse en algo que nos impida vivir la vida!! La mente es vital, la necesitamos para vivir en esta sociedad, pero no puede ser nuestra única fuente de inspiración o vivencias… la racionalización puede ser peligrosa, porque sin darnos cuenta la usamos para convencernos a nosotros mismos y al resto de personas de todo aquello que pensamos… al fin y al cabo, podría darte ahora mil razones por las que no perseguir mi sueño o para no ir a trabajar… hasta podría llegar a convencerte, pero ninguna de esas razones le valen al corazón. La sociedad fomenta la racionalización como única herramienta… todo tiene que ser lógico y razonado… yo he descubierto que no me va…:)

Para mí fue importante descubrir que la mayoría de los grandes momentos, decisiones y situaciones de la vida no ocurren gracias a la mente, si no a pesar de la mente 🙂 Cuanto conseguimos pararla, parar la vocecilla esa tan pesada que todos tenemos en la cabeza (o por lo menos ser más conscientes de que está), conectamos con algo mucho más grande, y ese algo… que sólo sale desde dentro, me ha ayudado a tomar muchas y mejores decisiones, a disfrutar mucho más intensamente de la vida y sobre todo, a superar situaciones que de cualquier otra manera habrían sido limitantes…

Es posible que la primera opción sea más fácil, pero os cito una de mis frases favoritas…

Nadie dijo que la vida sería fácil: solo prometieron, que probablemente, merecería la pena 🙂 Harvey MacCay

Pues eso… que no digo que sea el camino más fácil, pero si es el que más sentido le ha dado a todo lo que me ha pasado y a todo lo que he vivido hasta ahora.

SELF25

Ahora toca compartir

A lo largo de mi vida he usado una serie de herramientas que me han resultado, a la larga, imprescindibles para convertirme en quien soy… Que conste que no se si es lo ideal convertirse en quién soy :), pero lo que sí se es que soy mucho más fuerte y feliz de lo que era antes… así que tampoco vamos mal

Herramientas como libros, películas, recetas, vídeos, estrategias y un sin fin de cosas que han formado y seguirán formando parte de mi.

Os hablaré de los libros que han marcado un antes y un después en mi vida… vídeos que veo una día si y otro también para inspirarme, recetas que he aprendido con el tiempo para poder seguir disfrutando de la comida siguiendo unos principios básicos de salud y nutrir mi cuerpo en condiciones…  🙂 y sobre todo, compartiré con vosotros mis experiencias…

¿Por qué mis experiencias?

Porque lo que nos hace distintos no es realmente lo que nos pasa, si no cómo lo vivimos… y nadie mejor que yo para contaros cómo lo he vivido yo…

Como os decía en un post anterior, espero de corazón que os sirva en el día a día para poder conoceros un poquito mas 🙂 que os ayude a vivir cada momento, cada situación y cada emoción con la mayor intensidad posible…

Feliz dia a todos 🙂

About This Author

<p>Al terminar mi cuarto año de medicina tuve mi primer contacto con la quiropráctica, y al profundizar en su conocimiento encontré un nuevo sentido a todo.</p>

Comments are closed